lunes, 27 de agosto de 2012

Feliz aniversario mi cielo

Amor, hoy 27 de agosto de 2012 hace un año de que nuestro amor se desboco. La verdad que yo no veía ningún futuro en esto por tus dudas. Pensaba que no aguantarías pero esas malas rachas no las quiero recordar nunca más porque se que la fuerza que nos une es capaz de destruir la negatividad. Dicen que las palabras se las lleva el viento y por ello quiero dejar aquí mis palabras expresar así lo que siento por ti. Te escribo para cuando estés triste o no nos entendamos, para cuando no esté cerca y no puedas oírlo de mis labios, para que nunca me niegues lo que ahora te digo. Mi corazón está tan vivo y late tan deprisa que necesita explotar en amor por ti, aunque los dos sabemos que pequeños se nos quedan, que no existen palabras en nuestro diccionario para expresar nuestro amor.
Te dedico todo esto por estos meses que me has dado, por haberme soportado, comprendido, y sobre todo por darme tanto amor por todo lo que has hecho, por haberme cambiado la vida por hacerme sonreír etc..Me encanta poder decirte que te amo, y saber que lo nuestro es así de especial. A tu lado siento paz y felicidad.Amor mío te amo tanto, que estos 366 días se quedan cortos para demostrarte que te amo... Son 8784 horas, 527040 minutos, 31622400 segundos y aun así es demasiado poco. Quiero que pases toda tu vida a mi lado amándome con todas tus fuerzas. Espero ese para siempre que me prometes todos los dias. Recuerdalo a todas horas, minutos y segundos. Feliz aniversario cariño mío. Te amo a más no poder mi vida.

domingo, 5 de agosto de 2012

¿Como explicarlo? Me siento realmente bien, bueno, más bien : me haces sentir realmente bien.
Se que no ha sido mucho tiempo, comparando lo que tenemos que pasar, pero en ese poco tiempo me has demostrado muchísimo, que se que no hace mucho tuvimos un mal día, pero todo eso lo superaremos, porque detrás de un mal día vienen otros mil mejores. Y es que todavía nos quedan muchos sueños por cumplir canijo, pero solo juntos.
No sabes lo feliz que me puede hacer un te amo de tu boca, ni te lo imaginas. Ni tampoco despertarme y ver tus mensajes de : Buenos días princesa. Pero es que cariño, para mi no hay nadie como tú.
Y me gustan nuestros piques, esos en los que parecemos críos pequeños.
Que siento que esto es algo grande, y no me cansaré de repetirlo : te amo.
Y esa canción.. nuestra canción, que te necesito conmigo,  desde que estás a mi lado, desde el primer momento.
Que si te vas me hundo, que me he acostumbrado a ti, a tus buenos días, y si todo eso se fuera no podría..
Y que no me importa lo que haya podido pasar antes, lo importante es lo que vaya a pasar ahora, contigo.
La verdad es que me habría gustado poder decir más que esto, pero por más que lo intento resulta que no siempre las palabras saben describir los pensamientos, sentimientos e ideas.
Quiero que sepas que eres grande, quiero demostrarte que eres lo más grande de mi vida canijo. 27

sábado, 30 de junio de 2012

Recuerda esa promesa, nuestro siempre.


Son las 3:35. Aún no me he dormido, no. No puedo. Ocupas mi mente entera. No me dejas dormir. Estoy por cogerme el primer tren y darte los buenos días cuando salgas de casa. Qué locura. Lo haría. Haría cualquier cosa por ti. Por nosotros. Me gusta hablar de nosotros. Contar dias es la mayor tonteria del mundo se puede ser mas feliz en un dia que en dos años. ¿o no? Yo hoy soy feliz. Aunque sé que lo seré aún más cuando te tenga a escasos milímetros de mi boca. Eso debe ser el cielo. O el paraíso. Mi paraíso. Me gusta tumbarme boca arriba en la cama y mirar las luces y sombras que se cuelan por mi balcón. ¿No podrías se tú mi Peter Pan y colarte cada noche igual que ellas? Cierro los ojos y nos imagino en un sitio alto, muy, muy alto. Tú y yo solos, por la noche, tumbados. No, no miramos abajo. Miramos hacia arriba, y hay miles de estrellas, millones. Y me miras. Yo me doy cuenta, pero sigo observando el universo y sus lucecitas parpadeantes. Dejas de mirarme y te miro. Me enamoro cada vez que me miras de reojo. Y me vuelve loca que te muerdas el labio mientras sonríes. Eres precioso, ¿Sabes? Tiene mucho que envidiarte esa luna que nos ilumina. ¿Qué tal si le beso? Eso pienso mientras sigues mirando a lo alto. Pero mi mente se queda en blanco cuando me llamas princesa. Es superior a mí. Te amo tanto, pero tanto... Me miras y me dices que me amas. Y yo, al ver que no estás nervioso, me acerco. Empiezas a morderte el labio, una vez más. Y yo te imito. ¿Sabes? De cerca tus ojos son muchos más bonitos. Me acerco un poco más, hasta que mi nariz roza la tuya. ¿Y sabes qué? A esta distancia escucho el ritmo al que late tu corazón. Cada vez más rápido. Vuelves a morderte el labio y te sonrío y a la vez que me acerco un poco mñas. Te oigo respirar. Casi te oigo pensar. ¿Y ahora, estás nervioso? Cierra los ojos, anda. Te beso. El mejor beso de mi vida. El definitivo. El que me dice que eres mío, que estás hecho para mí, que debo estar toda la vida contigo, que no te deje escapar jamás. Decido terminar el beso. El primer beso. Pero ahora eres tu el que se acerca, me dices que me amas con la mirada, y me besas.
Y así cada noche...

Creo que decir que estoy enamorada de ti es decir demasiado poco. ¿Enamorada? Más bien entregada. Hace tiempo que mi vida dejó de ser mía. La guardé en la cajita más pequeña que tenía por mi casa, y la perdí. Por eso me sentía perdida. Era mi vida la que estaba en juego, pero todo parecía tan difícil... Tenía las de perder, y lo sabía. Varias veces pensé en buscar esa cajita y tirarla. Tirarla al peor sitio del mundo, con mi vida dentro de ella. Pero nunca tuve el valor de hacerlo. La busqué, te juro que la busqué tenia que encontrarla. Desistí. Decidí dejarla allá donde estuviese, porque sabía que tarde o temprano volvería a mí. Y así ha sido. No creas que has aparecido sólo ante mí. No. Tú has encontrado esa caja. Tú me has devuelto la vida. Me has dado la vida. Es por eso que le has dado sentido a todo. Pero no podía darte las gracias sin más y llenarte de te amos eternos. Eso es demasiada poca recompensa. Me has devuelto la vida. Tú la has encontrado, y si ha sido así es porque debe ser tuya. Soy tuya. Ahora tienes el poder de hacer conmigo lo que quieras. Abrázame, ámame, mímame, bésame, dame todo el amor del mundo, o haz todo lo contrario. No me importa lo que hagas. Porque confío en ti. ¿Como hacerlo después de haber encontrado eso que tantos años llevaba buscando? Te amo. Te amo por encima de todas las cosas. Por encima de cualquier pero. Te amo de aquí al infinito. No. El infinito se me queda demasiado corto. Lo daré todo. Porque no tengo miedo. Te quiero a ti, conmigo, ahora y siempre. Te amaré hasta morir. Y cuando mura seguiré amándote, aunque estemos cada uno en un mundo y tú te olvides de mí. Te amaré siempre. Te recordaré en cada discusión lo bonita que es tu sonrisa y lo guapo que te pones cuando estás nervioso. Seguro que estás precioso incluso cuando te enfadas. Quiero vivir eso. No me importa tener alguna que otra discusión. Luego viene la reconciliación. Dicen que eso es lo mejor, ¿sabes? Aunque yo pienso que no puede haber nada mejor que perderse en tu mirada. Aunque eso lo veo una tarea difícil, Para perderme en tu mirada tengo que estar cerca, muy cerca de ti. Y eso me parece una tentación irresistible.


Ven, anda. Ven a dormir conmigo. Abrázame. Dime que soy lo mejor que te ha pasado en la vida. Dime que eres mío y de nadie más. Regálame una sonrisa y te regalo la estrella que más te guste en todo el universo. ¿Que quieres la luna? Ven, que te llevo. Que doy mi vida porque seas feliz.



Son las 6:00. Buenos días, mi vida. ¿Sabes qué? No he dormido. No. Nada de nada. No me regañes. Al fin y al cabo ha sido por tu culpa. Ni un solo segundo en toda la noche he dejado de pensar en ti. Ni uno solo. Soy la chica más plasta del mundo, pero también la más afortunada. Te tengo. To, que soy lo más simple que hay sobre la faz de la tierra. Pero tú... tú me haces sentir bien. Me haces sentir grande. Te amo tanto que incluso a veces llego a quererme a mí de manera inconsciente. Me gustaría tenerte aquí para darte los buenos días, esos que tanto ansío, Un par de besos y el desayuno en la cama. ¿Acaso no te gustaría? Te prepararía cada semana tu plato preferido, te llenaría los días de te amos. Me enfadaría solo para ver cómo me mimas después. Te despertaría de la siesta para que empezases a tirarme cojines a la cara, y acabar con una guerra de besos. Te echaría por encima una manta por las noches cuando te quedases dormido en el sofá. Estaría tan cerca de ti como tú quisieras. Para ti, para mí... para nosotros, seria San Valentín todos los días, excepto ese estúpido 14 de Febrero. ¿Flores, bombones? Donde estén los achuchones y esos buenos besos... Donde estés tú...

miércoles, 20 de junio de 2012

¿Tu serías yo? Yo sería tu si puediera.



¿No te das cuenta?, es una tarde de miércoles, estoy sola en casa en frente de esta estúpida pantalla de ordenador, ¿crees que me gusta? Preferiría estar ahora mismo contigo en un parque o dando una vuelta por cualquier sitio, pero siempre los kilómetros me lo impiden para mi no es fácil ¿sabes? Odio no poder verte, creo que no hice nada malo para merecerme esto y al igual que tu yo también lo estoy sufriendo. Solo pido una cosa, ¿es tanto pedir tener cerca a la persona que te hace feliz? Quiero andar por las calles con una sonrisa en la cara pensando en que te voy a ver, no con las lágrimas en mis ojos sabiendo que no te veré en mucho tiempo, despertarme y verte, no dormirme y pensar en que estas lejos de mi. 
¿Pero sabes que es lo mejor de todo? Que esto es una batalla en la que tu y yo vamos a ganar.

Amores sin fronteras

Hay momentos en que las manos de la mujer enamorada en la distancia, tiemblan al escribir sus textos que atravesarán los 188 kilómetros que puede haber entre esa pajera, y ella se quedará allí en su rinconcito natal como una novia blanca, sintiendo que un muro le aprisiona la garganta, desgarrándola hasta el último aullido. Son textos y mensajes salidos del alma que volarán en las alas de la imaginación y de la ilusión más pura a muchos kilómetros de distancia geográfica y en los que quisiera ella meter su corazón para volar hacia él.
Las manos tiemblan sobre el teclado y el corazón se estremece, como pretendiendo acariciar anticipadamente en palabras, la ansiedad de los ojos de su amor lejano al leer los mensajes que recibe de su amada todos los días. Su amada lejana que está en otro lado, a la que nunca ha visto personalmente, a la que nunca ha olido, tocado, y nunca se ha mirado en sus ojos, pero sí la ha sentido en cuerpo, alma, sentimiento y espíritu, y la que tiene la virtud de sacudirle el alma e inspirarla en las letras.Qué extraño vínculo afectuoso tan íntimo el sentir que dos corazones humanos tan distintos e indistintos puedan llegar a amarse de esa manera tan infinita, especial e incondicional a través del cálido puente que ambos han construido en la distancia. Y que a través de cada texto, pueden entregarse juramentos, confidencias y promesas sin igual que no dejan razones sino para el silencio lleno de esperanzas, que impiden que ambos se ahoguen en la hierba que les invita a vivir sus sueños sin regreso.Y todos esos seres que gozan de un amor sin fronteras, saben que también son muy afortunados en despertar cada amanecer con una sonrisa en sus labios y una ilusión florecida en el recuerdo de un sentimiento inmenso, quizás sin formas y sin tiempo, pero también sin final; una voz amada a través de un móvil cada noche, un texto amoroso, un poema, un pensamiento, un detalle o una canción y bastará como ingrediente para seguir soñando.Quizá esos amores en la distancia que tan unidos están en el alma de todo pensamiento y sentimiento, nunca sabrán cómo ha sucedido el milagro de su amor, ni cómo ha sucedido que la distancia fría se transformó en ese cálido puente de ternura que los une. Quizá será porque las soledades de ambos, se citaron para abrazarse y los abismos de sus horas grises se unieron para darle vida al amor de sus sueños. Quizá nunca llegarán a saber porqué sus pensamientos se identificaron hasta florecer en afectos y necesidad de estar juntos, quizá nunca lo sabrán excepto que se aman profundamente y que no están dispuestos a renunciar a su amor.

sábado, 16 de junio de 2012

Haré que en tu cara se dibuje una sonrisa cada vez que te tenga a mi lado, conseguiré hacerte llorar cuando sea necesario, te amaré como nadie lo ha hecho jamás, te animaré cuando estés de bajón, te agarraré de la mano y no te soltaré jamás, te echaré de menos cuando te alejes un paso de mi, me enfadaré y a los dos segundos me desenfadaré, conseguiré que solo me quieras a mí y no sea necesario que pienses en otras, te daré besos que no borrarás jamás, mis ojos siempre estarán fijos en ti, mis oídos te escucharán siempre que hables, y en mi cara se formará una sonrisa cuando más la necesites, te daré las gracias por cada hora, minuto o segundo que pases a mi lado, te daré las gracias hasta que me quede afónica, te diré 'te amo' todas las veces que haga falta, hasta que esas palabras dejen de tener sentido, conseguiré ser una huella imborrable en tu vida, me haré un huequito en tu corazón si tu me lo permites y yo te daré todo el mío, haré que nuestra película no tenga fin, te haré reír por cualquier gilipollez, construiré nuestro propio mundo en el que solo tu y yo existamos, me tragaré los celos cuando me invadan, conseguiré que te sientas orgulloso de tenerme, prometo ser tu princesa pero solo si tu prometes ser mi príncipe. Lo cumpliré todo y a cambio no quiero nada, solo que estés conmigo.

jueves, 14 de junio de 2012

Hagamos un pacto sencillo

Yo prometo amarte cada día un poco más que el anterior, estar a tu lado tanto en las buenas como en las malas, enseñarte a ver la vida por la parte positiva siempre. Decirte lo que más me gusta de ti, lo que me encantas y quedarme sin aliento tras decirte que estoy colada de ti hasta los huesos. Prometo abrazarte y besarte cada día que este a tu lado, en las despedidas y siempre que lo necesites. También te prometo que lloraré contigo cuando estés mal aunque también reiremos cada segundo de nuestras vida, al pasar momentos inigualables, inolvidables e irrepetibles. Momentos llenos de sonrisas, besos, abrazos, cariños, regalos, sorpresas, locuras y muchos, muchos sentimientos. Prometo estar a tu lado cuando te encuentres solo y nadie esté a tu lado, cuando te encuentres desorientado y no sepas a quién acudir. Prometo dedicarte cada hora, cada minuto, cada segundo, cada milésima de segundo, cada sonrisa y cada beso. Te prometo hacerte feliz, hacerte sonreír, a sentirte único, especial. A cambio, yo no te pido nada, solo que estés conmigo para siempre.

domingo, 10 de junio de 2012

Siguen pasando los días


Aquí estoy otra vez, 10 de junio, siguen pasando los días de esta injusta distancia que me separa de ti. Son muy pocas veces las que consigo verte aun que sea por una webcam, muy pocas comparadas a las que desearía que fuesen en persona.  Ya son tantos meses lejos, que me río de estos inútiles kilómetros, he aprendido a vivir sin poderte besar ni abrazar, pero sigo teniéndote cerca porque vives en mi pensamiento. No hay otra palabra que mas repita, distancia. Ese palabra transformada en kilómetro que separan nuestra felicidad, muchas personas luchan contra ella, pero pocos la superan y en esos pocos entramos tu y yo. Y si, se puede decir que acabamos de nacer, que la vida da muchas vueltas o cualquier otra cosa, pero yo no voy a perder lo que un día consiguió hacerme sonreír. Envidio a esas personas que se pueden ver a cada hora, que pueden salir de casa y en cinco minutos estar en la de su pareja, quisiera poder hacer eso y no separarme de ti ni un instante. Pero esta es la batalla que nos ha tocado, la misma que vamos a ganar.